miércoles, 25 de julio de 2012

Capitulo 23 ♥


Cuando Agus levanta la vista Pedro la miraba sonriente…

Agus: ¡Papito, te despertaste! (abrazándolo y dándole besos en su cara)

Pedro: que hermoso es escuchar esa palabra de tu boca, mi amor

Agus: ¿Por  qué me abandonaste?

Pedro: yo nunca te abandone, si hubiera sabido que venias en camino nunca me hubiera ido

Agus: ¿entonces fue culpa de mi mamita?

Pedro: no mi amor tu mamita no tiene la culpa de nada, ella siempre te cuido y te amo desde el momento que supo que estabas en su pancita.

Solo que los dos éramos chicos y no sabíamos lo que hacíamos.

 Perdóname mi amor, vos y tu mamita son lo más importante que tengo y nunca mas escúchame bien nunca más nos vamos a separar.

 Agus: ¿me lo prometes?

 Pedro: si hija nunca más nos vamos a separar, te amo hija

Agus: y yo a vos papito.

Agus: ¡Perdóname!, por mi culpa terminaste acá,

Pedro: y lo volvería hacer mil veces, antes de que te pase algo malo, ¿sabes algo?

Agus: ¡No!

Pedro: mi mama decía, que los padres recibimos de Dios, el privilegio de amar y desde el día que te vi  en esa placita me di cuenta, que habia algo que nos unía, hasta que apareció tu mama a buscarte, fue ahí que me di cuenta antes de que tu mama me cuente la verdad, que eras producto del más puro amor que hay hubo y abra entre tu mama y yo.

Mientras tanto Paula la seguía buscando a Agus por toda la clínica, solo le faltaba buscar en la habitación de Pedro.

Se dirigió allí y cuando entro no pudo evitar emocionarse al ver a Agus, acostada en los brazos de su padre, hablándole,

Agus: ¡Te amo papito!

Pedro: yo tambien mi amor

Paula decidió entrar a la habitación…

Paula: ¿no hay un abrazo y un beso para mí?

Pedro la vio y le sonrió emocionado…

Paula: ¡veni mi amor! (estirándole la mano)

Paula se acerco a ellos y los abrazo...

Durante el abrazo ni Pedro ni ella pudieron evitar un par de lágrimas

Agus: ¿Por qué lloran?

Paula: son lágrimas de felicidad mi amor.

Pedro: Te amo

Paula: yo mas (besándolo)

Pedro: No llores mi  amor

Paula: lloro de emoción, es un milagro que estés vivo.

Pedro: es un milagro pero de amor, el amor de mi hija me salvo, gracias por esta hermosa hija que me diste.

Paula: Te amo mucho

Pedro: yo muchísimo más.

Paula: ahora vengo.

En ese momento Paula sale del cuarto, para buscar al médico que estaba atendiendo a Pedro…

Cuando salió del cuarto, se encontró con Horacio y los hermanos de Pedro.

Fede: No, la encontramos por ningún lado Pau.

Caro: si, ya la buscamos por todos lados

Lu: ¿Por qué no haces la denuncia?

Paula: No hace falta Agus está con su papa.

Horacio: ¿cómo que esta con Pedro?

Paula: si, Pedro se departo

Todos se emocionaron de contentos y se dirigieron al cuarto de Pedro, cuando abrieron la puerta, los dos estaban dormidos y abrazados, no pudieron evitar sonreír al ver esa imagen tan tierna


Dejen 10 comentarios, asi el viernes subo el Capitulo siguiente, y el Domingo hago Maratón

8 comentarios: